Un anuncio de lotería donde no importa el dinero

Hace días critiqué el anuncio de la lotería cuyo slogan es «Mis sueños no se compran con dinero».  Los motivos están en el post.  Tenía la sensación agridulce de que, últimamente, solo comentaba en el blog las acciones de marketing que no me gustaban. Pero mira por donde, el nuevo anuncio de La lotería de Navidad (2016) me parece un spot acertado.  ¿Por qué?

Si analizamos sus antecedentes, los anuncios de la lotería de navidad, además de gozar con una factura técnica impecable, han acertado siempre en su target (público familiar), en su ubicación (el bar como indiscutible espacio de encuentro en España) y en la sencillez de sus mensajes (fácilmente asimilable), pero a menudo han caído en la caricatura, la sentimentalidad facilona o en la repetición de patrones de sobra conocidos.

El anuncio de este año, en cambio, creo que tiene al menos dos aspectos novedosos.  (más…)

Mis sueños no se compran con dinero

Mis sueños no se compran con dinero

Pasear por la sierra de Cádiz y aspirar bien fuerte el aire puro de los pulmones de la provincia. Hundir los pies en la arena, a la orilla del mar. Hablar con tu mejor amigo un triste día de resaca. Volver, después de muchos años, al lugar donde fuiste feliz. Cuando tu perro vuelve a buscarte después de varios días de viaje. Encontrarte, por casualidad, a esa amiga que el tiempo alejó, pero a la que guardas cariño. Reordenar tu colección de cómics. El café y las tostadas con tomate. Ver atardecer en el Mirador de San Nicolás, en Granada. Escuchar de nuevo ese disco, esas canciones, esa melodía y esas letras que siempre hablan de ti. El partido de fútbol con tu equipo de la liga de barrio. Sentarte a leer un libro y que se pare el tiempo. Descubrir un nuevo rincón de tu ciudad. Cuando paseas y, de repente, ese olor te transporta a la infancia o a la adolescencia. Bucear entre tus fotografías del álbum. Ese guiso calentito cuando fuera no para de llover. El abrigo de los tuyos. Ver jugar al equipo de Basket en el que juega tu hijo. Descubrir una película que parece que hablara de ti. Cuando un día importante, te miras al espejo y te ves radiante. El olor de la persona que amas. Un poema que te descubre una imagen inédita. Terminar el libro de sudokus. Diseñar tu propia camiseta. Aprender, de una vez, a tocar la guitarra. Leer a Bolaño. Cuando el inglés te suena ya familiar y lo asimilas cada vez mejor. Reír a carcajadas. Llorar de emoción. Esa comida familiar a la que asistís todos. La llamada semanal de la persona que quieres. Ese momento en que superas un mal momento. Mirar, otra vez, ese cuadro. Entender aquello que te resultaba incomprensible. Cuando has acertado con esa decisión que cambia el sentido de tu vida. Superar dificultades, afrontar nuevos retos. Conducir si te gusta conducir. La cocina de la abuela, las croquetas caseras de los bares. Tomar cervezas con los amigos. Sentirse libre corriendo o nadando o volando. Encontrarle un sentido a la existencia. Besar. Ser besado. Sentir que todo está en orden  (más…)

Las comunidades cebo

Las comunidades cebo

Una de las tácticas del marketing digital que más recelo me levantan, es la de las comunidades cebo. Han proliferado a lo largo de los años, pues es una forma de transmitir una imagen corporativa de calidad, crear un canal directo de comunicación, ofrecer valor añadido, trabajar el branding y transmitir valor.

Hay muchos ejemplos, empresas del sector de la alimentación monta una comunidad que proporciona consejos nutricionales o recetas. Un banco trabaja su imagen creando una comunidad de proyectos culturales para jóvenes (esta es especialmente complicada de entender, porque es complicado apoyar causas sociales y desahuciar familias al mismo tiempo), una entidad privada trabaja en cooperación para el desarrollo de zonas desfavorecidas, etc.  (más…)

Black Mirror o el efecto Klout llevado al extremo

Black Mirror o el efecto Klout llevado al extremo

Ayer pude ver varios episodios de la nueva temporada de Black Mirror, la serie distópica creada por Charlie Brooker que invita a reflexionar sobre la deriva de nuestra relación con las nuevas tecnologías. Por la vinculación que me une a las redes sociales, me parece oportuno reflexionar sobre el primer episodio, Nosedive.

El episodio trata sobre una sociedad que ha convertido el funcionamiento de Instagram y Facebook en su manera de ordenarse, pudiendo puntuar cada interacción social gracias a unas lentes capaces de conectar la realidad con un plano virtual. Así, cada personaje lucha por tener una buena consideración pública, pues según su valoración podrá acceder a determinados privilegios. Como Klout, pero a lo bestia. Fijaos si no, en cómo se define Klout en su web y su analogía con los protagonistas del relato (resulta inquietante la semejanza).

klout (más…)

El protocolo postventa: ese animal mitológico

El protocolo postventa: ese animal mitológico

Uno de los aspectos en que más coincidimos los profesionales del Marketing on-line a la hora de hacer sus análisis es que es estrictamente necesario cuidar el tratamiento postventa con respecto a sus clientes o posibles clientes. Hay mucho escrito en este sentido.

Teniéndolo tan claro, luego resulta muy difícil concienciar de su importancia a la dirección de muchas empresas. ¿El motivo? Sencillo, un buen protocolo postventa significa destinar recursos y tiempo de los que muchas veces, no disponen o no están dispuestos a disponer las empresas porque tienen otras prioridades (generalmente, la venta inmediata). Pero si atendemos a esa regla del 80-20 -nada comprobada estadísticamente, pero efectiva a nivel teórico-, según la cual el 80% de tu facturación la produce el 20% de tus clientes, ¿cómo descuidar a ese porcentaje de clientes tan importante?

En mi opinión, uno de los principales «debes» de las empresas actuales es que no han desarrollado un plan integral de protocolo postventa. Un buen plan postventa puede incidir de manera determinante en la facturación de una empresa. Este plan no sólo debe realizarse con el cliente que ya sabes que va a reincidir en la compra o el servicio, sino también con el que no le convence el producto.

Al que se queda, podemos hacerle preguntas parecidas a ésta, ¿Cómo podemos hacer que tu estancia con nosotros sea más cómoda? ¿Qué puntos fuertes han encontrado en nuestros servicios y productos? ¿Qué otros puntos has visto deficitarios y por qué? ¿Cómo podemos mejorar nuestro servicio? Esto nos ayudará a detectar nuestras fortalezas y mejorar nuestros puntos débiles. No te engañes, un cliente es el mejor evaluador de producto que existe. Por tanto, no olvides pedirle opinión, ya que esto repercute positivamente en la imagen que proyecta tu empresa. En este caso, la postventa va dirigida a la excelencia.

excelente

(más…)

Por qué no me gusta el anuncio de seguros de Bankia

Por qué no me gusta el anuncio de seguros de Bankia

El otro día, paseando por la ciudad, pude ver una campaña de marketing de Bankia en la que vendía seguros, en el escaparate de una de sus sucursales. Llamó mi atención, pero sucede que no siempre se llama para bien.

La primera era un seguro de vida, donde un hombre comía un bocadillo mientras estaba tirado en el sofá de su casa. Decía así el slogan: Tu cuerpo tiene razones para odiarte. Y anunciaba un seguro de coches. Tipo: «estate preparado para cuando pase».

Lo mismo sucedía con la segunda campaña. Podía ver un coche debajo de un árbol lleno de excrementos de paloma. Y decía el titular algo así: tu coche tiene razones para odiarte. Prepárate para la venganza. (más…)